Google PlusFacebookTwitter

Como la mujer del César

By on 19/02/2015 in Sostenibilidad

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

“La mujer del César no sólo debe ser honrada sino parecerlo”. La famosa frase que puso Plutarco en boca de Julio César bien podría aplicarse a muchas empresas. Y no me refiero a las deshonestas, sino a las que son honradas, pero no consiguen parecerlo. Empresas bien gestionadas cuyas acciones no llegan a la opinión pública; y que, a pesar de hacer lo correcto, resultan incluso desvalorizadas en su integridad ética o compromiso social.

Es evidente que no están acertando en la forma de comunicar estos valores. Y tampoco parece que las técnicas de Marketing y Publicidad resulten eficaces en esa misión. Así que, por aportar algo a la solución, mi colega Gina Rosell y yo mismo publicamos hoy (19 de febrero del 2015) el artículo: “Integridad, reputación y periodismo de marca” en d+i LLORENTE & CUENCA. Aquí te destaco algunos de sus contenidos:

Aplicar este marco de trabajo [Periodismo de Marca] supone cambios formales determinantes, sin los cuales difícilmente se obtendrá la interacción favorable de los grupos de interés:

  • Interés público: Si la empresa quiere ser valorada por su compromiso e integridad, tendrá que pensar más en el interés general cuando priorice sus acciones y comunicaciones, abordando asuntos “materiales” para la sociedad en la actualidad vigente. Tendrá que decidir con acierto su “primera página”, portada o cabecera periódicamente.
  • Línea editorial: Pero si quiere que ese compromiso resulte creíble, no podrá lograrlo con proyectos esporádicos y anecdóticos; primero, necesitará exponer los valores que inspiran su “línea editorial” (más allá de sus intereses particulares, ya descontados por la audiencia) y después, someterlos a la prueba de la integridad con comportamientos constantes y relevantes, que conformen su “calendario editorial”.
  • Coprotagonismo: Para comunicar sus acciones con credibilidad desde medios propios, tendrá que exponer a sus personas (empleados y directivos) en el relato de los mismos, pero siempre como personajes aliados del protagonista principal (el grupo de interés); renunciando a la tentación publicitaria de protagonizar la historia en exclusiva.
  • Transparencia: En el mismo sentido, no podrán obviarse los elementos críticos, más o menos desfavorables, tanto en el relato de la historia como, sobre todo, en las interacciones que provocará su publicación en medios y redes sociales. Necesitará estar preparada y dispuesta a debatir con la opinión pública de forma transparente.

Imagen:«Pompeia-Q P» de Published by Guillaume Rouille (1518?-1589) – “Promptuarii Iconum Insigniorum”. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>