Google PlusFacebookTwitter

Querida empresa, hay que ser más persona

By on 22/01/2015 in Reputación

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

El primer libro que me ayudó a escoger la profesión de comunicador fue “La gestión de la comunicación” de Hans Johnsson. Se publicó en el año 1991, cuando ni siquiera existía la Web. Lo más parecido a Internet que incluía en sus páginas estaba en el capítulo “Correo directo y métodos similares” (Sí, se refería a correo postal y sí, se trataba como “métodos similares” :)). Así que, si buscas en esta obra orientación sobre SEO, Community Management, Branded Content y esas cosas, seguro que no la encontrarás. Pero si lo que quieres es comprender, de verdad, qué es lo que convierte a tu comunicación digital en un éxito o en un fracaso, te recomiendo que pienses un rato en esta frase de su autor:

“Trabajar en el ámbito de la comunicación de una empresa nos confiere la responsabilidad de lograr que la compañía sea más personal que institucional” (…) “Todos los contactos de la empresa son contactos entre personas” (…) “Todas las relaciones “públicas” son relaciones personales” (…) “Todas las relaciones empresariales son relaciones humanas

Los medios sociales no han hecho más que confirmar esta realidad. Las redes son un medio de relacionamiento interpersonal, por encima de todo; y las empresas que no comprenden este fundamento, que no lo aplican a su comunicación digital, difícilmente aprovecharán al máximo el potencial de Internet.

Ya llevo varios años insistiendo en esta idea básica, ayudando a las empresas a desarrollarla en su comunicación. Creo tan firmemente en su vigencia que no me sorprendió encontrarme con esta información en el Business Insider hace un par de días (20 de enero de 2015): “Why Millennials don´t trust anything“, con citas como estas:

“Millennials value authenticity more highly than the content itself when consuming news” (…) “They’re used to not trusting CEOs and politicians and just corporations in general” (…) “That’s why they like blogs so much. Blogs, they feel, are written by an individuals (…) and it’s a personal account of their thoughts and how they’re feeling, and so they can better align with that (…)”.

Parece que lo que tenía sentido para la generación analógica de los 35 a 50 años (Generación X); tiene tanto o más sentido para la generación digital de los 18 a 35 años (Generación Y o Millennials).  ¿Cómo lo ves tú?